Maldito Jake Wood-Evans

Comienza a llover; esa maldita lluvia persistente que termina por calar el abrigo y alcanzar los huesos —Orballa, dirían los gallegos—. No se puede permitir ceder ni un ápice de salud, por lo que busca refugio en una galería de arte que dista a pocos metros.... leer más

Un motivo

Granada, 14 de mayo de 2009.   Sobre la fina gravilla que cubre la calle resuena el rítmico sonido de sus botas, pisando enérgicamente el pavimento plagado de charcos, consecuencia de las lluvias que habían estado cayendo durante toda la semana. Los pasos son... leer más

Jimena

  Las ocho menos cuarto en el reloj. Sale de la caseta de obra donde le acaban de comunicar que está despedido. El noveno despido en lo que llevamos de año, piensa. Se ha acostumbrado a que prescindan de él cuando no hay faena. Siempre pensó que el sector de la... leer más

Siberia

La celda despide un olor intenso a vinagre y huevos podridos, como si de un vertedero de almas se tratase. Los tres ocupantes que habitan el sórdido lugar se encuentran sentados, dos en la litera –uno arriba y otro abajo– y un tercero defecando en la letrina. Se... leer más

1986

Septiembre de mil novecientos ochenta y seis. Aquel callejón está hecho una puta basura, como siempre. Como cada día, Mateo pasea a su perro mirando constantemente al suelo, evitando pisar alguna de las cientos de jeringuillas que pueblan el asfalto de aquel sórdido... leer más

El ocaso de Melitón Manzanas

El rostro redondo de aquel hombre que reía con fuerza junto a seis contertulios aceleraba sus pulsaciones y provocaba un extraño temblor en sus dedos, mezcla de miedo y fallos musculares, resultado de las torturas continuadas a las que había sido sometido. Mientras le... leer más

Héroes de Empel

Corría el año 1585. Era diciembre y hacía un frío que helaba hasta al más recio de los hombres. José Cebrián Mazarrón, arcabucero, natural de Castilla, descansaba acurrucado, con los ojos entornados, junto a un dique flamenco. El hambre y las guerras vividas habían... leer más

En la librería de los trenes perdidos

Una nueva pila de libros comenzaba a formarse junto a la mesa que partía en dos el salón de su casa. Cientos de libros abrigaban su hogar desde hacía décadas; desde simples cuadernos de fotografía hasta ensayos, escritos propios o novelas. Como cualquier ávido lector... leer más

Cuando cae la noche y salen los lobos

El sonido de aquellos hielos le relaja. Como dos grandes icebergs navegando a la deriva en un mar de ginebra, una y otra vez chocan lentamente, acompasados por el suave movimiento de muñeca de Óscar.  La silla sobre la que se sienta está vieja y destartalada. Todo en... leer más

Océanos de honor

El joven machacaba frenéticamente en el almirez  una mezcla de tomillo y aloe vera, receta aprendida de un tío suyo que gozaba de estudiar plantas. La situación no podría ser más tensa: el palo mayor de la fragata inglesa aparecería de un momento a otro en la... leer más

Sin nombre (Capítulo final)

Capítulo final de Sin nombre. El primer capítulo lo podéis leer aquí: http://www.desdegaleras.com/sin-nombre-capitulo-1/ El viaje en avión desde Italia había sido tranquilo, sin sobresaltos. El hecho de llevar doscientos mil euros y una pistola en la maleta le... leer más

Desengaños

Si algo había aprendido con el paso del tiempo era que no todo es blanco o negro. La moneda no sólo podía caer del lado de la cara o la cruz, el canto también existía y quizá era el más frecuente de los desenlaces. La enorme escala de grises que formaban los devenires... leer más

Instinto

Aquél era el último. Se había pasado la tarde contándolos y aún así mentalmente tenía dudas de si lo había hecho bien. Llevaba varias semanas en aquél campamento y lo único que debía hacer era contar. Contar y servir comida. La picaresca de aquellos muchachos... leer más

Sin nombre (Capítulo 1)

Un cigarro electrónico. Se encontraba en aquella playa semi virgen y lo único que tenía a mano era aquél chisme eléctrico en lugar de la marihuana que cubría buena parte del jardín de su casa. Por otro lado, mejor era eso que nada. A falta de mechero, de papel de... leer más

El escritor

El sacapuntas trabajaba a una velocidad de vértigo. Una y otra vez la mina del lápiz, afilada como un florete, perfilaba los folios blancos del viejo escritor. Los momentos de inspiración no debían desecharse. No eran eternos, tenían un límite indefinido y en... leer más

El objetivo de Brueghel el Viejo

El hombre. Me niego a darle tregua al hombre. Un lienzo de 117 x 162 cm será perfecto. Ya tengo el tema elegido; será la muerte. La muerte es universal y a todos nos sobreviene. No se qué sucederá en los próximos años. Quizá en algún futuro incluso logren burlarla.... leer más

Sexo, venganza, calor

Calor. El ambiente no se podía definir de mejor manera. Húmedo y pegajoso calor. Ningún julio había sido frío desde que él tenía memoria y este no iba a ser la excepción. Su cuerpo ancho, tosco y de gruesa complexión tampoco ayudaba a que la situación fuera más... leer más

Papel y lápiz

Cuando no existen más alternativas, más opciones, uno se aferra a lo único que posee como a un clavo ardiendo. En su caso se trataba de la imaginación guiada por lo único que lo acompañaba en aquella celda. Un papel y un lápiz. No se le permitían hacer llamadas. No se... leer más

Redención

El salitre puede con todo. La cara de aquél pescador no era una excepción. El rostro moreno del hombre curtido como el cuero por el paso de los años dejaba profundos surcos en su cara como tierra labrada, profundos acantilados dérmicos que mostraban, como el tronco... leer más

Viudas del mar

El niño miraba fijamente a los ojos de su madre inmóvil desde su sitio, inquiriéndole con el descaro propio de un niño de su edad. A los seis años la educación aún no ha conseguido domar la naturaleza. Los valores impuestos por nosotros, las normas, las formas  que... leer más

Otra vida

Había comprado por un par de euros una radio  en el bazar de los chinos, tres manzanas más abajo de donde se encontraba  –los incombustibles chinos estaban invadiendo silenciosamente el país, se les veía en todas partes, bares, restaurantes, tiendas de... leer más

Detrás de la barra (II)

Svetlana llegó al aeropuerto Londinense de Heathrow sobre la medianoche. Bajó del avión y tras tomarse un café rápido, cogió un taxi camino del  hotel que había reservado cuatro horas antes. El cansancio empezaba a hacer mella en su níveo cuerpo del este ... leer más

Lo peor es el miedo

Hacía frío en aquel lugar oscuro. El hecho de hallarse dos metros bajo tierra y que las paredes estuvieran recubiertas de piedras, sin ningún tipo de aislante, ayudaban a que la humedad también hiciera acto de presencia –esa perra humedad que se metía en los huesos... leer más

Detrás de la barra

El teléfono no paraba de sonar al fondo del local. Una y otra vez, casi marcando el paso de las cervezas  tiradas con gran habilidad por Carmen, la dueña del local. -No lo cojas –le dice Carmen al joven Agustín, camarero, albañil y electricista si hiciese falta... leer más

El libro

Una a una fue pasando las páginas de aquel libro. Todos los primeros de mes, Martín repetía el mismo ritual. El olor que desprendían las hojas al desplazar el aire era único, algo mágico. Olían a recuerdos, a historias desgarradoras y a alegrías. A músicas de otros... leer más

Un libro y una bala

El agua se deslizaba suavemente por la vieja cortina raída de la ducha. Las negras esquinas del cuarto de baño y el tono apagado de sus azulejos confirmaban la antigüedad y la ausencia de limpieza. Una silueta, difuminada por el vaho producido por el agua caliente, se... leer más

Dolores

“Dolores Cortés Hernández. Treinta y tres años. Natural de la provincia de Córdoba. Condenada por homicidio en primer grado a dieciocho años de cárcel. La condenada asestó trece puñaladas a su pareja sentimental delante de la hija de ambos…”. Dolores leía una... leer más

Una buena noche

Las diez y cuarto de la noche. Santiago seguía corriendo calle abajo, tenía la camisa y los pantalones manchados de sangre y las fuerzas le empezaban a flaquear. Minutos antes se había partido la cara con Eusebio el panadero, vecino del barrio, un tipo menudo de... leer más

Categorías

Archivos

Comentarios recientes

Visitantes

122205